Recordemos a Oscar Arnulfo Romero

SAN ROMERO DE AMÉRICA

Imagen: Jorge Merino

El SICSAL nos comparte el siguiente mensaje y nos invita a unirnos a la celebración por los 100 años del natalicio de San Romero de América:

A SUS 100 AÑOS… ¡ROMERO VIVE!

El próximo 15 de agosto, celebraremos los 100 años del nacimiento de Oscar Arnulfo Romero y nos preguntamos ¿qué queremos conmemorar?

Lo primero que se nos viene a la mente es, que las causas por las que él luchó y motivo por el que le arrebataron la vida con un vil asesinato, están vigentes. La pobreza, la desigualdad, el gran contraste entre quienes poseen la riqueza de nuestros pueblos, a quienes se les ha arrebatado, allí están. La violencia, la expulsión y desplazamiento de miles de mujeres y hombres de todo el mundo cada día es mayor. El Salvador, y casi toda Centroamérica, sufre los estragos de la voracidad de las trasnacionales en complicidad con gobiernos que se someten a sus exigencias.

En  América Latina se vive día a día el despojo, la contaminación de ríos, mares, la destrucción de las tierras con agroquímicos y transgénicos, el saqueo de recursos a través de la minería, el narcotráfico que arrasa y corrompe con sus plantíos de amapola y todo tipo de estupefacientes, tierras de cultivo y somete a sus reglas a adolescentes y jóvenes que se deslumbran con el dinero rápido y aparentemente fácil,  rompiendo el tejido de las comunidades, y provocando una violencia que no tiene límites, asesinando a
defensores de derechos humanos, periodistas, mujeres, ambientalistas  y todos quienes se opongan a sus intereses.

Este pueblo sufriente continúa defendiendo lo que le pertenece, pero la maquinaria de un sistema capitalista neoliberal y patriarcal es depredador y nunca puede calmar sus ansias de poseerlo todo. Por lo tanto, al recordar la vida de Romero nos damos cuenta que el sueño de construir una sociedad justa, y fraterna allí está.
En este, su centenario, queremos retomar su compromiso, todo el continente clama por un cambio que acabe con los proyectos de muerte y dé paso a la vida; una vida donde las necesidades vitales sean satisfechas, donde la infancia, la juventud, los y las trabajadores, las familias, las comunidades, los pueblos, las naciones puedan marcar su futuro y no se les impida vivir dignamente.

Si en los tiempos de Romero habían surgido movimientos civiles y armados para recuperar la soberanía de los pueblos, hoy más que nunca a 37 años de su Pascua, la realidad nos grita que busquemos juntos nuevos caminos y surja de nuevo la solidaridad entre comunidades y pueblos de América Latina, para impedir que la embestida de los actuales dueños del mundo,  se empeñe en arrebatarnos lo que es nuestro.

Proponemos una Jornada  Cívico-Político- Cultural  de conmemoración del Centenario de Romero, a través del arte, la difusión, el debate, actividades que nos sensibilicen, nos impulsen, nos lancen sin miedo y seguros de que es “Nuestra hora”. Ya no podemos esperar…

¡Nuestra América nos llama a recuperar nuestra casa común!
Comité Promotor
Junio 2017.

Natalicio100Romero

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Derechos Humanos, Don Sergio Méndez Arceo, Personas Defensoras, Teología, Uncategorized. Guarda el enlace permanente.