Comunidad otomí-ñatho de San Francisco Xochicuautla – 2015

Xochicuautla_1024x576Comunidad otmí-ñatho de San Francisco Xochicuautla (Lerma, Estado de México).- Desde mediados de 2007, la comunidad indígena otomí-ñatho de Xochicuautla ha luchado defendiendo la vida de su bosque, que está en riesgo por la construcción de la carretera Toluca-Naucalpan, a cargo de la constructora Tella y su concesionaria Autovan S.A. de C.V. que está siendo protegida por el gobierno de Eruviel Ávila.

A pesar de contar con un amparo (48/2014) y su respectiva ejecutoria emitida por desde el Tribunal Unitario Agrario #9 con sede en Toluca que invalida las asambleas y el convenio de ocupación previa y que les protege en contra de la construcción, las máquinas han ingresado a territorio comunal y se han talado cientos de árboles. Estas acciones han sido protegidas por la policía estatal, ministerial y municipal que constantemente han agraviado a la comunidad que ha salido a defender su bosque. Es ineludible responsabilizar a la empresa Tella y su concesionaria Autovan S.A. de C.V. por la devastación de los bosques y por el daño que ha ocasionado a los cultivos de Xochicuautla.

Desde 2007 se han documentado y denunciado los actos violentos que que los tres niveles de gobierno del Estado mexicano han efectuado contra la comunidad y la integridad física de tanto de habitantes como del bosque. Estos hechos se enmarcan dentro de la violencia y hostigamiento existente contra los pueblos indígenas que, en toda la república, defienden su territorio. Organizaciones de todo el país han condenado el hostigamiento, la criminalización de la protesta y las detenciones arbitrarias de los y las compañeras de San Francisco Xochicuautla.

Anuncios