Grupo sociedad Civil “Las Abejas” – 1998

Grupo sociedad Civil “Las Abejas”

El Grupo Sociedad Civil “Las Abejas” está formado por indígenas de unas 22 comunidades de Chenalhó, municipio ubicado en el norte de Chiapas. Desde su nacimiento en 1992, ha trabajado y recibido cursos de formación de no-violencia impulsando en sus bases la cultura de la tolerancia, el respeto a la diferencia y la negociación en los conflictos que han vivido en su municipio.

En Noviembre de 1992 se suscita un problema familiar entre 2 hermanas (Catarina y María) y un hermano (Agustín) por la disputa de 120 hectáreas de tierra que reciben como herencia de su padre. Por el simple hecho de ser mujeres Agustín no quiere reconocer el derecho a la tierra de sus hermanas.

Como se acostumbra en las comunidades indígenas, se realiza un a asamblea en la comunidad para resolver este conflicto se decide repartir las tierras en tres partes iguales.

Al hacer la medición resultan 60 hectáreas no registradas en el certificado de derechos agrarios. La comunidad decide se repartan en partes iguales a lo que Agustín se opone y decide entregarlas a otros habitantes. Luego de algunas divergencias surgidas de la división en dos grupos (uno que apoyaba a las hermanas y otro que apoyaba a Agustín) las hermanas son secuestradas y obligadas a firmar un documento donde ceden los derechos de las hectáreas sobrantes.

Los habitantes que apoyaban a las mujeres deciden conformarse en una organización que les permitiera defenderse de los ataques del grupo de Agustín y así es como 22 comunidades conforman el grupo “Las Abejas” sosteniendo que debían “juntarse y construir nuestra casa como el panal de las abejas, donde todos trabajemos en colectivo y que gocemos de lo mismo y producir la miel para todos…aunque sabíamos que el trabajo iba a ser lento pero seguro.”

A partir de 1994, Las Abejas empiezan a recibir cursos de defensa y promoción de los derechos humanos y logran que un grupo de ellos, sea avalado por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) como Representantes Comunitarios de Paz.

Al iniciarse las confrontaciones entre las bases de apoyo del EZLN y los prístas en las comunidades de Yasgemel y Puebla, el día 24 de mayo de 1997, donde es asesinado Cristóbal Pérez Medio, Las Abejas aparecen en el escenario como la organización mediadora.

Existen suficientes constancias de las solicitudes que hicieron a la Comisión Nacional de Intermediación y al Centro de Derechos Humanos “Fray Bartolomé de Las Casas” como la organización que se autopropuso para trabajar la conciliación entre el Consejo Autónomo de Polhó, dirigido por bases de apoyo zapatista y los del Municipio Constitucional dirigido por los priístas. Se mantuvieron con esta exigencia hasta que llegó el 14 de noviembre, siendo también ellos, víctimas de la ofensiva priísta.

Esta ofensiva provocó que el 22 de diciembre culminara en la agresión donde murieron 45 personas en Acteal, Chenalhó, Chiapas, todas ellas mujeres, niños y ancianos, integrantes de Las Abejas.

Esta masacre, en contra de personas indefensas que se encontraban rezando, conmovió al mundo y mostró la urgente necesidad de buscar salidas justas y pacíficas como las planteadas por Las Abejas, quienes con su muerte mostraron su decisión de no perder la esperanza aún en las situaciones más difíciles.

El jurado del VI Premio Nacional de Derechos Humanos “Don Sergio Méndez Arceo”, valoró que el espíritu de paz y dignidad que anima a miles de integrantes del Grupo Sociedad Civil “Las Abejas”, es compartido por millones de mexicanos y mexicanas y de personas de todo el mundo, por lo que de manera unánime decidió entregar este galardón a quienes desde la base de la sociedad, con un profundo sentido comunitario, ya han aportado una enorme contribución a la causa de los derechos humanos por los que, estando en vida, luchó Don Sergio Méndez Arceo.

El jurado de aquel año (1998) quiso dejar constancia de la elevada respuesta de diversidad de grupos y personas que de manera sorprendente por su coincidencia, propusieron a “Las Abejas” para obtener este premio, mismo que se vio corroborado por la unanimidad con que el jurado resolvió a su favor.

El mensaje a transmitir fue claro: Chiapas sigue estando en el centro de nuestras ocupaciones y acciones, de nuestra vida, de nuestras angustias por la gravedad de los que ocurre como de nuestras esperanzas de conseguir una verdadera paz con justicia y dignidad.

“Las Abejas” encarnan los objetivos compartidos por quienes organizan el Premio Nacional de Derechos Humanos Don Sergio Méndez Arceo.

Reconocimiento Estatal
Gerardo Demesa Padilla

En el sentido de conseguir una verdadera paz con justicia y dignidad es que se otorga un reconocimiento estatal de Derechos Humanos a quienes con su vida y ejemplo representan el esfuerzo de la sociedad por hacer valer plenamente sus derechos y garantías.

En 1998, el jurado decide otorgar un reconocimiento a nivel estatal al Profesor Gerardo Demesa Padilla.

El profesor Gerardo Demesa, conocido como “Galo” ha permanecido injustamente preso, acusado falsamente de haber cometido el asesinato de Pedro Barragán,  a pesar de que la Comisión Nacional de Derechos Humanos, en su recomendación al gobierno del estado de Morelos demuestra con toda la claridad la falsedad de acusación, por lo que solicitó el indulto para que obtuviera su libertad.

Gerardo Demesa fue fundador del Comité de la Unidad de Tepoztlán en 1994, mismo que no solo luchó contra el Club de Golf y en defensa de las tierras comunales de Tepoztlán, sino también en defensa de los derechos políticos de la población morelense, lo que contribuyó significativamente para el despertar de miles de personas que desde entonces se han movilizado pacíficamente por sus derechos y libertades democráticas.

Su ejemplo ha servido para que amplios sectores de la población morelense continúen luchando en defensa de sus derechos humanos.

Anuncios