Pbro. Pedro Pantoja Arreola – 2009

photo 4El Pbro. Pedro Pantoja defiende y promueve, desde 1965,  la construcción una sociedad solidaria y respetuosa de los derechos humanos.

Inició su activismo en la huelga mantenida contra productores de uva en Delano, California en Estados Unidos. Este movimiento realizó un largo boicot y utilizó técnicas de resistencia no violenta. Parte de lo que caracterizó este movimiento de jornaleros filipinos y mexicanos fueron las peregrinaciones y actos en espacios religiosos.

En México, se unió a los movimientos obreros en el estado de Coahuila en busca de mejores salarios y condiciones laborales. En 1974 participó en la huelga de 49 días que mantuvieron CINSA-CIFUNSA. Tras la victoria de la huelga, sectores de la clase patronal lograron expulsar al Pbro. Pedro Pantoja de la ciudad de Saltillo.

Después de terminar sus estudios de postgrado en Ciencias Sociales de la UNAM (México) y en la Universidad de Nanterre (París, Francia), inicia su trabajo con los mineros de la zona carbonífera de Coahuila, colaborando en las brigadas de salvamento en las explosiones continuas; en Mineral Las Esperanza, Minas de Barroteran, Mina La Luz y en La Morita.

De 1984 a 1992 acompañó al movimiento obrero metalúrgico en Monclova, Coahuila, en los conflictos de privatización de Altos Hornos que involucró despidos masivos y marchas de reclamo salariales. Al mismo tiempo acompañó como asesor latinoamericano del Movimiento Obrero en Brasil, Colombia, Paraguay, Bolivia, con el Movimiento Mundial de Trabajadores cristiano (MMTC).
En Acuña, el P. Pedro se vio nuevamente confrontado con la realidad de los migrantes, pues ésta ciudad fronteriza es un punto estratégico de cruce de los migrantes, pues esta ciudad fronteriza es un punto estratégico de cruce de migrantes mexicanos que se dirigen a los Estados Unidos. Con el apoyo de la población, decide crear una “Casa del Migrante” la cual pudiera brindar atención a la población que estaba a punto de cruzar la línea fronteriza para dirigirse a trabajar a los Estados Unidos.

En 1999, regresó a la ciudad de Saltillo inició el trabajo de lo que sería Frontera con Justicia A.C para hacer frente a las violaciones de los derechos de las personas migrantes centroamericanos en su paso por la ciudad. Desde entonces, la organización brinda alimentación, vestido, descanso, cobijo, protección, salud, capacitación y acompañamiento psicológico y espiritual a cerca de 14,000 personas migrantes cada año.

Después de un arduo trabajo de concientización entre la población de Saltillo, se ha logrado el respaldo comunitario de la Casa Migrante Frontera con Justicia y quienes antes criticaban la casa ahora la sostienen y mantienen con trabajo voluntario y aportaciones económicas y en especie.

El equipo de Frontera con Justicia logró, en conjunto con la Comisión Nacional de Derechos Humanos que se emitiera una recomendación al gobierno de Coahuila y al Instituto Nacional de Migración por violar los derechos humanos de las personas migrantes en su paso por Coahuila.

En mayo de cada año se presenta un informe de la situación de los  derechos humanos a partir del trabajo de la organización, evidenciando a las autoridades responsables de tales violaciones. De la misma manera, cada noviembre, se realizan las “Conversaciones con la Sociedad” donde se da visibilidad al fenómeno migratorio. En estas conversaciones, académicos expertos en el tema migratorio de todo el país, invitados y coordinados por el Pbro. Pedro Pantoja se reúnen en foros para dialogar con la comunidad y con los migrantes.

Fuera de Saltillo, el P. Pedro Pantoja asesora proyectos en beneficio de migrantes en Torreón, Agua Prieta, Altar, Coatzacoalcos y Tierra Blanca. También forma parte de redes nacionales e internacionales, tanto laicas como religiosas, abogan por una reforma de ley que garantice el respeto a los derechos humanos de las personas en tránsito por México en su rumbo hacia los Estados Unidos.

En el año 2009 se otorga al P. Pedro Pantoja el XVII Premio Nacional de Derechos Humanos “Don Sergio Méndez Arceo” en reconocimiento de su larga trayectoria en defensa de los derechos de las personas más desprotegidas a través de la promoción y facilitación de la organización comunitaria y de formas de resistencia no violenta.

Reportaje en la revista Gatopardo “Padre Pantoja: Amar a Dios en tierra de Zetas”

Fotografías e información sobre la huelga CINSA-CIFUNSA de 1974

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s